De las cárceles de los imaginarios contemporáneos a una estética de la libertad

  • María Noel Lapoujade

Resumo

Sabemos que el movimiento, la aceleración se formula como la relación a = e/t.El tiempo que tarda un móvil m, en recorrer un espacio e, es la aceleración, el movimiento.Conocida o no, esta fórmula se aplica desde el hombre prehistórico que necesitó trasladar unainmensa roca para erigir un menhir, construir un dolmen, o en un alarde de imaginación y tecnología,levantar una pirámide, hasta la actualidad.Después de una larga historia, desde esa lenta y ardua aceleración, quizás una velocidad decentímetros por hora; hasta la aceleración supersónica actual, que supera la velocidad de la luz, lafórmula de base es la misma, y el tema es: el movimiento.Este caso funge como modelo para la propuesta de reflexión filosófica de este texto.Así, las cárceles contemporáneas de los imaginarios, no son nuevas cárceles, sino lamultiplicación, la proliferación y la intensificación inaudita de las cárceles de los imaginarios de lahumanidad.Es un problema de máxima potenciación, diversificación y refinamientos de las perversionescontemporáneas respecto de los imaginarios actuales, al punto de poner en peligro la continuidad, lasalud y en el extremo, la existencia misma de nuestra especie (LAPOUJADE, 2006).Cárceles de los imaginarios, entre cuyos muros invisibles transcurre la vida de millones denuestros contemporáneos en cualquier rincón del mundo.

Downloads

Não há dados estatísticos.
Publicado
04-10-2016
Como Citar
NOEL LAPOUJADE, M. De las cárceles de los imaginarios contemporáneos a una estética de la libertad. Revista Cronos, v. 11, n. 1, p. 234, 4 out. 2016.